Este pasado ha sido un fin de semana algo ajetreado, aunque también porque yo me lo he buscado. Como el sábado venían a comer unos amigos a los que les encanta la tarta de queso y es de las que necesitan varias horas para cuajar, tuve que prepararla el día anterior. Como además iba a encargarme de la tarta de cumpleaños (el carrot cake) de la tía de Victor para el domingo y el sábado no me iba a dar tiempo, también me puse manos a la obra el viernes. Y como debí de pensar que tenía poco trabajo, aprovechando que ponía el horno en marcha preparé un brownie. Es que cuando me pongo a cocinar, hay veces en que no tengo límites.

Carrot cake con frostin por dentro

Ya hice una vez unos muffins de zanahoria, pero hasta ahora no había hecho un auténtico carrot cake, con frosting de queso y todo. Y para todos aquellos a quienes no termine de convenceros eso de echar zanahoria a los postres, ¡probadlo! El sabor es dulce y muy sutil, y además la jugosidad que aporta es indescriptible. Casi ni importa cuánto tiempo lleve hecho el bizcocho, que aguantará sin secarse (tampoco vale dejarlo un mes cortado y sin tapar, claro).

Ingredientes:

Para el bizcocho de zanahoria:

- 400 gr de zanahoriasIngredientes para hacer un carrot cake

- 4 huevos L

- 260 gr de azúcar moreno

- 300 gr de harina

- 200 ml de aceite de girasol

- 20 nueces

- 1 cucharadita de canela

- 1/2 cucharadita de jengibre rallado o molido

- 1/2 cucharadita de nuez moscadaIngredientes para hacer el frosting de queso

- 1 cucharadita de bicarbonato

- 1 cucharadita de levadura

- 1/4 de cucharadita de sal

Para el frosting de queso:

- 400 gr de queso de untar

- 200 gr de mantequilla

- 225 gr de azúcar

Elaboración:Mezcla de ingredientes líquidos

Para hacer el bizcocho de zanahoria:

Batimos los huevos con el azúcar, agregamos el aceite y volvemos a batir. Añadimos la zanahoria y el jengibre rallados y mezclamos bien.

Tamizamos en un bol la harina con la levadura, el bicarbonato, la sal, la canela, la nuez moscada y las nueces picadas, y añadimos poco a poco la mezcla líquida, mezclando con la ayuda de una espátula.

Una vez está todo bien integrado, vertemos la masa del carrotMezcla de ingredientes sólidos cake en un molde engrasado y lo horneamos a 190ºC durante 50-55 minutos, o hasta que pinchando en el centro con un palillo éste salga limpio. Lo sacamos y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

Para hacer el frosting de queso:

Batimos la mantequilla en pomada hasta que esté cremosa y luego añadimos el queso. Batimos de nuevo y agregamos el azúcar. Seguimos batiendo hasta que tenemos una mezcla firme y homogénea.

Para montar el carrot cake:Carrot cake sin hacer

Una vez frío el bizcocho, lo abrimos por la mitad, colocamos una generosa capa de frosting y lo cerramos de nuevo. Después con la ayuda de una espátula lo cubrimos entero, espolvoreamos un poco de canela y ¡listo!

Pequeños consejos:

El tiempo de horneado del carrot cake depende tanto del horno como del molde que hayáis utilizado. Yo he usado un molde de pequeño diámetro, de modo que me ha quedado bastante alto y ha tardado algo más en hacerse que si hubiese sido un moldeCarrot cake recién horneado más ancho y bajo, de modo que no os toméis los tiempos al pie de la letra y echadle un vistazo de vez en cuando al horno.

Cuando lo cortéis tened paciencia, pues los tropezones de nuez entorpecen un poco el avance de la sierra o el cuchillo.

Para poner una generosa capa de frosting en medio, lo mejor es que una vez hayáis cortado el bizcocho, encajéis la parte de abajo en el molde de nuevo, pongáis tanto frosting como queráis y lo tapéis. Después lo volvéis a desmoldar y no perderá la forma ni se aplastará demasiado el frosting desparramándolo.

Frosting de queso para carrot cake

Al gusto:

A mí no me gusta demasiado especiado porque si no tapa mucho el sabor de la zanahoria, y ¿para qué llamarlo carrot cake? Pero como para gustos se hicieron los colores, podéis doblar la cantidad y echar un poco de clavo o de pimienta incluso.

Y para el frosting, si sois muy dulzones, también podéis doblar la cantidad de azúcar. A la hora de decorarlo podéis hacerlo como más os guste. Podéis cubrir el bizcocho tal cual, o coger una manga pastelera y hacer unas rosas, unos volantes…

Catástrofe de hoy:

Me  ha costado abrirlo por la mitad Dios y ayuda. He utilizado la sierra esa que tiene un alambre, y cuando pillaba algún trozo de nuez no había manera de avanzar, me recordaba a las dislocaciones (si alguien ha dado algo de metalotecnia lo entenderá, y sí, lo sé, es muy friki). Al final por cizalladura las he evitado, pero me ha costado lo mio.

Fotos para abrir boca:

Pin It