La noche del sábado fue de rellenos: patatas rellenas, manzanas rellenas… Mira que están buenas las patatas así, pero las hago muy de cuando en cuando. No son muy trabajosas pero llenan, sobre todo si las haces tan grandes como suelo hacerlas yo.

Patatas rellenas de carne picada con queso y gratinadas

Hay dos maneras de hacerlas: una es asarlas rellenas en el horno, o cocerlas primero, vaciarlas, y rellenarlas con el relleno ya cocinado. Yo siempre me decanto por la segunda opción, pues se manejan mucho mejor las patatas ya cocidas y tardan menos que en hacerse al horno.

En cuando a los rellenos, hay infinidad de ellos, pero casi siempre lo hago de carne porque sé que gusta sí o sí. De todos modos, si hay algún vegetariano entre vuestro comensales, podéis rellenarlas de setas con verduras, por ejemplo, y para los más tradicionales, de bacon y queso.

Ingredientes:

- 6 patatas grandes e igualesIngredientes para hacer patatas rellenas de carne

- 250 gr de carne picada mixta

- 50 gr de bacon picado

- 1/2 cebolla

- 1 diente de ajo

- 1 zanahoria pequeña

- 1 pimiento verde italiano pequeño

- 6 cucharadas de tomate triturado natural

- 150 gr de queso para gratinar o mozzarella

- Aceite de oliva virgen

- Sal

- Pimienta

Elaboración:

Cocemos las patatas:

Patatas enteras cocidas con piel y vaciadas para rellenar

Lavamos bien las patatas, las atravesamos de lado a lado dos veces con un pincho y las ponemos a cocer en agua con sal durante unos 30-40 minutos o hasta que estén hechas, es decir, cuando al pincharlas no ofrezcan resistencia. Las escurrimos y dejamos que templen un poco.

Preparamos el relleno:

Picamos el diente de ajo y lo ponemos a sofreír en una sartén con un poco de aceite. Cuando empiece a coger color añadimos la cebolla picada, y luego el pimiento y la zanahoria también picados. Cuando están blandos, agregamos el bacon picado y cuando éste esté hecho, la carne. Salpimentamos y dejamos que se cocine.

Rellenamos y horneamos las patatas:Pochando las verduras para el relleno de las patatas

Tumbamos las patatas y cortamos la parte superior. Las vaciamos dejando una pared de 1 cm de grosor aproximadamente y reservamos la patata retirada. Echamos sal dentro de las patatas y luego unas gotas de aceite.

Mezclamos el relleno de carne con unas 3 cucharadas de la patata que hemos reservado y con esto rellenamos las patatas vaciadas hasta arriba. Cubrimos la carne generosamente con el queso, las gratinamos al horno hasta que estén doradas y ¡listo!

Pequeños consejos:

Patatas con el relleno de carne picada

Aunque éramos 4, he puesto 6 patatas a cocer porque casi siempre hay alguna que revienta o se rompe. Así que ya sabéis, por si acaso, coced patatas de más. Además, si no se rompe ninguna podéis rellenarlas todas, que seguro que alguien quiere repetir.

Y al vaciarlas, hacedlo con mucho mimo, que se rompen con la mirada casi.

Al gusto:

Las patatas se pueden rellenar de muchas cosas: bacon y queso, sólo verduras… Lo básico, que es cómo cocer las patatas y luego vaciarlas ya lo tenéis. El relleno os lo dejo a vosotros.

El queso que he utilizado era mozzarella, porque se funde de maravilla y se gratina igual de bien; y es que hay muchos quesos para gratinar que no se funden ni un ápice y se quedan duros como piedras.

Catástrofe de hoy:

Estaba a demasiadas cosas: manzanas asadas, la quesada, las patatas… que se me han hecho un poco demasiado y alguna se ha abierto por los laterales. De haberse abierto por arriba no habría pasado nada, porque se vacían por ahí, pero los laterales no tienen solución y quedan algo feas. Menos mal que había puesto 6 a cocer.

Fotos para abrir boca:

Pin It